Por amr al arte
Ultraversal • Foro Poético-Literario Comunidad Ultraversal • Arte Solidario Revista Ultraversal • Mensuario digital gratuito de escritores ultraversales

Negra ciudad



  
Vengo de la ciudad y me he perdido 
por la autopista de los desarraigos, 
el alma incinerada, el sentimiento 
ennegrecido por hollines varios. 
Pequeño el corazón grande la pena 
con un puntal fallido en mis andamios 
y en lesa oscuridad otro mar negro 
que ha venido a llevarse todo el ánimo. 

Aunque se hayan parado los semáforos 
y nos frenen lacónicos discursos
en las ciudades de imposible tráfago 
alguno queda aún como nosotros 
capaces de entender que entre los álamos 
se oculta el roble azul de la esperanza. 

Aquí estoy yo ¿me ves? 
Toma mi mano.




No le des tantas vueltas.





Si pudiera escribirme en diagonal 
-sólo a mí se me ocurren estas cosas- 
lograría escribir ese poema 
que llevo tantos años esperando. 

Si pudiera escribir saltando esquinas 
entre los recovecos de mi alma 
y esquivar los jirones de recuerdos 
tal vez fuera capaz de reescribirme 
sin decirme a diario cuatro veces: 

No le des tantas vueltas Isabel
quizás lo de tu muerte tenga arreglo 
lo de tu vida nunca.




Fuga y contrafuga.




Sólo te dije "ven"
e interrumpió la lluvia el aguacero
después de haber compuesto sinfonías
en sol bemol mayor para dos bocas.

El mundo se detuvo
al eco de la fuga y contrafuga
-contrapunto de solos una tarde
en que el silencio se vistió de música-.

Hoy ha vuelto a llover
y sé que volverás a por los mapas
que a ritmo de crepúsculo
enterré con cuidado entre mis médanos.

El laberinto de la palabra



Qué fugaz es mi voz, cómo vacía 
lo que los dedos juntan y no existe 
más que un breve retazo y un resquicio 
de emoción y un enigma que se vuelve 
de nuevo hacia sí mismo.

No me siento capaz de conocer 
qué esconde mi palabra aunque se vuelque 
en múltiples disfraces, se despoje 
del deseo solar y los recuerdos 
en un jarro de humo se me viertan 
rompiéndose en mis manos. 

Voy escanciando versos 
respirando emociones y palabras 
por componerme, sí, por encontrarme,
sin tener que esculpir con tinta china
y tanta eternidad en la mirada 
el brocal del ocaso que se esfuma. 

Por eso vengo y voy por mis silencios 
con mis propias luciérnagas y sombras
cincelando poemas en el aire.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...